Entrenamiento para volar | JESUS ES EL REY DE REYES

domingo, 7 de febrero de 2010

Entrenamiento para volar

Categories:



Preparando a tus hijos para el mundo real
Por David Jeremiah

El águila ha sido usada como símbolo nacional de una tribu egipcia, de los romanos, Napoleón, y de los Estados Unidos, entre otros, con justa razón. No hay otra vista que te impulse a mirar al cielo como la de un águila de cabeza blanca haciendo suyo el firmamento.

De no haber sido por los diligentes esfuerzos de preservación, los Estados Unidos hubiera perdido su símbolo debido a la caza, los pesticidas y otras causas. El hecho de que el águila de cabeza blanca se haya recuperado se debe a más que esfuerzos de conservación. Los números crecientes de águilas son un testimonio de las técnicas de crianza de este majestuoso animal. Aunque no todas las pequeñas águilas sobreviven, aquellos que si lo logran pueden dar el crédito a sus padres.

Analicemos las técnicas del ave mas grandiosa de los Estados Unidos y así ver como preparan a sus pequeños para volar en el mundo real, y cómo podemos hacer lo mismo.

Criándolos con protección Las águilas construyen sus nidos sobre los árboles mas altos que pedan encontrar, pero los rayos del sol pegan con fuerza sobre las criaturas. La madre puede darles sombra mientras esta en el nido, pero cuando sale a buscar comida, acomoda ramas y hojas. Los expertos en aves creen que estos pájaros tienen un habito extraño: traen una sola rama nueva de pino al nido en cada ciclo con el fin de proveer sombra adicional (Ezequiel 17:3-4).

Si hay una cosa que necesita un hogar, es un refugio seguro para los hijos. Demasiados jóvenes en nuestra sociedad se hacen parte de pandillas porque están buscando un lugar seguro, un lugar donde pueden escapar del calor, no solo de la sociedad sino de sus propios hogares. ¡Que triste! Mi corazón se duele al pensar que esos niños no tiene un hogar en donde pueden escapar del calor y la presión de la sociedad y aliviarse bajo las alas protectoras de papá y mamá. Asegúrate de que tu hogar es el lugar preferido de tu hijo para buscar refugio. (No te ofendas si no te agradecen por darles un resguardo como este de inmediato. Lo harán algún día).

Criándolos con el ejemplo Como aprendiste en el articulo anterior, las águilas de cabeza blanca mantienen la misma pareja de por vida. Regresan al mismo nido cada ano para criar y renovar su nido año tras año. A veces actúan como una vieja pareja de casados. El macho sacará a la hembra fuera del nido si ella no ha descansado de empollar.

La mejor manera de entrenar a nuestros hijos para que tengan matrimonies permanentes y exitosos, es teniéndolos nosotros mismos. Así que, que pasa cuando la relación cae en la rutina y se torna un poco aburrida a través de los anos? Nunca he conocido a un joven que cambiaría la relación aburrida de sus padres por un divorcio. ¡Nunca! Los niños deben saber que el amor funciona, y que con la ayuda de Dios, las orillas rotas del matrimonio pueden ser remendadas. ¿De qué otra forma podrán tener el valor para amar? Reafírmales a tus hijos por hecho y por palabra que sus padres estarán con ellos para siempre… juntos.

Criándolos de acuerdo al conocimiento El águila de cabeza blanca hembra pone dos o tres huevos con un espacio varios días entre cada uno, y los huevos salen del cascaron en el orden en que fueron puestos. El primer aguilucho en salir siempre es el más grande, y es casi siempre una hembra, ya que la hembra de cabeza blanca es más grande en tamaño que el macho. Porque el primer aguilucho es más grande que sus hermanos, la competencia por la comida siempre está presente. Cuando el águila macho regresa con comida, la madre rompe los pedazos de acuerdo a la necesidad y el tamaño de cada hijo. Cada uno de sus hijos es diferente, por esa razón los crías diferente y con eso estableces un principio sabio a seguir.

Charles Swindoll marco un punto importante sobre la crianza de los hijos de acuerdo al conocimiento en uno de sus primeros libros. En su interpretación de Proverbios 22:6, “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”, el sugiere que el énfasis esta en la palabra “niño”. Esto es, entrena al niño en el camino en que, el o ella, individualmente y de acuerdo a su necesidad, debe ir, y ese camino se convertirá en un camino de seguridad en el cual el podrá caminar toda su vida. Los niños son diferentes y deben ser criados de acuerdo a sus diferencias. Son criaturas únicas de Dios. En el cielo no hay clonación ni moldes. Tienen propósitos distintos en el plan de Dios (Salmo 139:16). Los padres sabios les alimentarán instrucciones a sus hijos de forma individual de acuerdo a su conocimiento y necesidad.

Criándolos por estiramiento Cuando llega el tiempo para que los aguiluchos dejen el nido, los padres deben emplear una técnica que algunos consideran como cruel y extraña. Aunque es frustrante para los pequeños, es necesario sacarlos de su comodidad y aventarlos al aire, donde podrán volar como adultos. Los padres dejan de traer comida al nido y en vez de esto vuelan frente al nido con un pez o animal pequeño en sus picos. Esto se puede llevar a cabo por días enteros, hasta que el apetito voraz de los pequeños águilas los forzas a estirarse por la comida con que sus padres los provocan. Dan un salto del nido y vuelan…un poco. Después de caer al suelo, sus padres los recompensan con suficiente comida para renovar sus fuerzas, y las lecciones de vuelo continúan.

Muchos padres tienen miedo a que sus hijos se enojen con ellos, y nunca pensarían en sacarlos de su comodidad. Esos niños, como músculos que nunca se ejercitan, se hacen débiles y hasta se atrofian en un sentido emocional. Dios prueba y “estira” a sus hijos adultos para que aprendamos a vivir por fe (Éxodo 20:20). ¿Por qué no habremos de hacer lo mismo con nuestros hijos? No tengas miedo de “estirar” a tus hijos. Estarán mas enojados contigo después por no haberlo hecho que lo que estarán hoy porque lo hiciste.

Levantándolos para que puedan volar Una vez que los pequeños águilas aprenden lo básico de volar, es tiempo de aprender a deslizarse por los aires. El diseño único de las alas del águila adulta crea aire turbulento que ayuda a levantar al aguilucho. El adulto guía al chico más y más alto, y lo levanta con su poderoso aleteo. ¿Habría observado Moisés este fenómeno? En Deuteronomio 32:11 el escribió: Como el águila que excita su nidada, revolotea sobre sus pollos, extiende sus alas, los toma, los lleva sobre sus plumas.” Este es un cuadro perfecto que nos muestra como levantar a nuestros hijos para que puedan volar (en hebreo, se usa la palabra nasa, que significa levantar o cargar).

Todo niño debe ser levantado, animado. Deben tener al entrenador Papa o Mama para darles un abrazo y mandarlos de regreso al juego. El autor Zig Ziglar le dio a los padres el mejor consejo: “Encuentra lo bueno y ¡reconócelo!” Levantar a un hijo requiere que el padre vaya delante de el abriéndole camino. Pocos hijos aprenden a volar más alto que sus padres, así que, marca el paso y guía a tu hijos a alturas que solos no pueden alcanzar (Juan 13:16).

El águila es un padre diligente, así como un distinguido símbolo de muchos países. Te ánimo a que le enseñes a los pequeños habitantes de tu propio nido a volar en las alturas del mundo real. Isaías 40:31 dice: “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

No Response to "Entrenamiento para volar"

Publicar un comentario

HOLA DIOS TE BENDIGA DESDE ESTE ESPACIO TIENE LA POSIBILIDAD PARA OPINAR Y SI QUIERES DEJARNO UN MENSAJE TE LO AGRADECEMOS...

Related Posts with Thumbnails
Guildojose
tel.41 79 302 27 27
guildojose@gmail.com
http://www.tiemporeales.com